lunes, 22 de febrero de 2016

Recta final

Esta nueva entrada es solo porque ya estamos en vísperas de elecciones, una vez que los diferentes partidos estén de acuerdo en el reparto de la tarta y que se acomoden en sus respectivos sillones, nos viene una nueva era de protagonismo, de interferencias, de frustraciones, y de que otros nuevos poderes tomen posiciones y en cuanto lo tengan un poco consolidado empiecen a hacer de las suyas. No pensemos ni por un momento que estos nuevos candidatos a beneficiarse de esta España ya casi enviudada no van a ser menos que los que nos dejen, porque lo que está claro que los que hasta ahora estaban se van con los bolsillos llenos, pero los que llegan, demos les tiempo para que empiecen a beneficiar a amigos, y amiguetes que el resto ya llegara.

1 comentario:

  1. A los políticos sean del signo que sean, no les interesa el bien de los ciudadanos. Les interesa proteger sus intereses, por ello ponen mucho énfasis en pactar sillas en los grandes órganos que rigen la Justicia en España, en los grandes consejos de las Cajas de Ahorros, en los Consejos de las múltiples televisiones públicas, en las embajadas de turno, en las diputaciones, y en organismos que llevan servicios como el agua, etc..., es decir, ahí no tienen problema para pactar y rápidamente se ponen de acuerdo, en cambio para hacer un pacto de Estado por la Educación, para tener una educación común en toda España y con una Ley aprobada por todos y que nadie la toque en 25 años, nada. Para pactar una Ley de sanidad a nivel estatal y que riga en todas las comunidades igual de forma que alguien de Madrid no sea extranjero en Valencia y dotada de recursos tecnológicos (igual que tiene Hacienda o DGT, claro que éstas son para recaudar, no?), un pacto de Estado por la Justicia, para que sea independiente, elegidas por lo propios profesionales de la magistratura y jueces, y donde la mano política no exista. Para todo esto, no hay acuerdo, por qué?, porque los políticos y todo el clientelismo que les rodea, no ganan nada. Por eso.

    ResponderEliminar